Sevilla se convierte en película

La ciudad convertida en película. Se trata de una acción innovadora sin precedentes. Sevilla contará con el primer film realizado para promocionar un destino turístico. Sin duda, una campaña publicitaria nada convencional que permitirá relanzar la nueva marca de la ciudad a través de una producción cinematográfica que podría tener distintas versiones desde la película de ficción o serie, al documental o incluso un musical, aunque el formato aún está por decidir.

 

El proyecto en el que trabaja ya Contursa, el órgano de gestión del turismo en la capital, forma parte de la estrategia de difusión de la nueva marca, presentada el año pasado, y que juega con las dos (o mil caras) de la ciudad la muy famosa y la muy desconocida. Esta iniciativa audiovisual pretende poner en alza los valores de la ciudad, sus localizaciones, su cultura, sus artistas, su flamenco, su innovación… Mostrar la realidad más tradicional y la más vanguardista en un discurso actual que busca posicionar la marca y atraer un turismo de calidad y lujo.

 

¿Por qué una película? Por el gran impacto que podría tener este contenido audiovisual en una era en la que gran parte de la vida discurre en las pantallas  de los dispositivos móviles. De hecho, hay contenidos de este tipo que se usan como herramientas de publicidad en redes sociales y plataformas.

 

Es por ello que, además de los canales de distribución tradicionales del Ayuntamiento de Sevilla y su propia página web, Contursa baraja otras opciones para difundir este producto en distribuidoras de plataformas digitales y en los cines, como película independiente. También sería posible a través de premiers y eventos de estreno por el mundo, en colaboración con entidades internacionales. Igualmente,  será un potente elemento de promoción en eventos corporativos, congresos y ferias…

 

De hecho, para adaptarse a todos estos soportes, el proyecto se podría plasmar en distintos formatos de presentación: desde un teaser (recurso audiovisual creativo de corta duración) a incluso una serie de capítulos, anuncios o una campaña publicitaria municipal. Son ideas por definir, de momento el trabajo se centrará en el teaser y en un guión.

 

La idea es crear una película de, para y por Sevilla, con el fin de poner en valor la ciudad con una proyección internacional. La película sería una oda a la ciudad del arte que muestre la pasión por la cultura y la idiosincrasia sevillana gracias a sus tradiciones y al legado que ha dejado en cada generación.

 

Así, el guión pretende fusionar la  historia pasada, presente y futura, la de su cultura y sociedad a través de testimonios personales de personajes de gran relevancia a nivel internacional, que  contarán sus experiencias, mostrando la fuerza y el peso de sus tradiciones y lugares emblemáticos. La película recogerá espectáculos clásicos y contemporáneos de la mano de grandes artistas que ponen voz a la ciudad y al sentimiento de los sevillanos. Pues se trata también de contar al mundo qué es Sevilla a través de sus gentes.

 

¿Qué valores de la ciudad se quieren difundir con este proyecto? La evolución de una ciudad viva y en movimiento; la luz, como algo único; la alegría, que une a su población; la pasión, muestra de la devoción y entrega por lo que se hace; lo único, que convierte a Sevilla en una ciudad especial y verdadera; la integración a través del mestizaje cultural y la diversidad; la tolerancia que expresa una ciudad eternamente dual; la artesanía y sus múltiples oficios; la generosidad y su capacidad para enamorar, que la hace mágica; el valor del recuerdo, lo efímero como algo único; la conservación vista a través del respeto por la cultura y el pasado; el florecimiento de momentos especiales y fugaces; y la contemporaneidad, clave para el avance de Sevilla.

 

El proyecto contempla entre los personajes de esta producción algunos rostros muy mediáticos, actrices, cantantes, futbolistas… con los que cuenta la ciudad.

 

El objetivo es jugar con esa cara muy famosa y la otra muy desconocida de Sevilla capaz de sorprender. Conceptos que se trasladan también a las localizaciones previstas para el futuro film. Así, si hay escenarios incuestionables como la Plaza de España, el Alcázar, las Atarazanas, el barrio de Santa Cruz, el río o la Catedral, hay también otros con mucho potencial que representan la cara desconocida, como las galerías de arte, restaurantes con estrella Michelin, hoteles, museos, factorías o el propio aeropuerto.

 

La película, al igual que la nueva marca, persigue igualmente ampliar el imaginario colectivo que ahora llenan la Semana Santa, la Feria de Abril, el Betis y el Sevilla, las tapas, las mantillas, los toros y la Maestranza, entre otros que eclipsan iconos arquitectónicos y artísticos que en Sevilla existen y que pueden estar a la altura de cualquier capital internacional.

 

En torno a estas ideas, la película irá contando historias con rostros famosos o anónimos; entre ellos, artesanos que irán relatando a través de sus experiencias y las de sus familias la historia de la ciudad y de cómo han evolucionado sus tradiciones. Un ejemplo claro puede ser el de la moda flamenca.

 

Sevilla se presentará como una ciudad única por su belleza y monumentalidad, pero también por sus materias primas, sus empresas y sus personas. Y todo ello, con un hilo musical de canciones icónicas y testimonios también de extranjeros que explicarán por qué es un destino especial.

 

El proyecto ya está en fase de diseño y pronto dará los primeros pasos y desvelará qué creativos están detrás de él. El objetivo de esta campaña publicitaria nada convencional es posicionar la marca Sevilla también como una marca innovadora en comunicación, generar interés turístico y cultural por la ciudad y atraer a un visitante de calidad que se identifique con los valores que transmitirá el film.

X