Autorregulación de la publicidad infantil de juguetes

El Ministerio de Consumo, la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEJF ) y la Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial (Autocontrol) han firmado un protocolo para fomentar la autorregulación en la publicidad infantil de juguetes. Dentro este protocolo se enmarca el nuevo código de autorregulación del sector, que sustituirá al que estaba vigente desde 2003.

 

El acto de la firma tuvo lugar en el Ministerio de Consumo y rubricaron el documento Alberto Garzón, Ministro de Consumo; Marta Salmón, Presidenta de la AEFJ, y José Domingo Gómez Castallo, Director General de Autocontrol.

 

El nuevo código entrará en vigor el 1 de diciembre próximo y sus disposiciones, como se indica en un comunicado de Autocontrol, “se han adaptado a los nuevos medios de difusión y a las transformaciones tecnológicas experimentadas por la publicidad de juguetes”.  El texto por otra parte, ha sido revisado desde una perspectiva de género y en él se refuerzan las normas para evitar una publicidad sexista. En este sentido, se prohíbe hacer distinción entre juguetes para niños y niñas y se impulsa que los juguetes tanto de cuidado como de acción se dirijan a niños y niñas por igual.

 

También se han reforzado las normas relativas al uso de personajes famosos, se ha mejorado la redacción de las disposiciones sobre el uso de ficción animada y se han concretado las que tratan sobre la identificación de la publicidad infantil de juguetes. En este sentido, hay una referencia específica a la publicidad realizada por influencers, para la que se apela, asimismo, al Código de Conducta sobre uso de este tipo de comunicadores en publicidad que Autocontrol y la Asociación Española de Anunciantes firmaron en 2020.

 

Autocontrol será la entidad encargada de velar por  el cumplimiento del código, un texto que el Ministerio de Consumo valora positivamente en el protocolo firmado, “en la medida en que establece un conjunto de reglas que las compañías adheridas al mismo deben respetar y cumplir en su publicidad”.

Para fomentar la adhesión al mismo, tal y como también se recoge en el texto del protocolo, la Dirección General de Consumo “valorará la buena fe de los operadores económico que hubieran sometido sus comunicaciones comerciales a los mecanismos de Autocontrol, habiéndose sujetado a sus decisiones”.

 

En líneas generales, señala el comunicado de Autocontrol, el Ministerio de Consumo reconoce en el Protocolo la eficacia de la autorregulación como “una importante vía complementaria de la administrativa y judicial para llevar a cabo un eficaz control de la publicidad”. 

X